Archivo de la categoría: Críticas de Cine

[CRÍTICA] Scorsese nos propone un viaje de fe en ‘Silencio’

Silencio

Pedir, con los ojos desorientados. Rogar, con las manos temblando. Suplicar, con lágrimas de taquicardia. Exigir, con miedo. Clamar al cielo. Arrodillarse, acariciando pequeñas bolas de madera, contándolas una a una. Volver a empezar. Silencio. Nadie al otro lado de nuestros dilemas, ni una voz que guíe a los desamparados, mas que la de su propia conciencia. En su extensa filmografía, a Martin Scorsese siempre le han acompañado la responsabilidad moral del catolicismo, la tradición cristiana de culpa y expiación. Ambas tratadas con una emoción que lleva tiempo revelándose como sino del realizador. Desde que Charlie (Harvey Keitel- Malas calles– 1973) se admitiera redimiendo sus pecados en la calle, en lugar de en la Iglesia -en la que vive su particular prueba de fuego-, la obsesión del cineasta neoyorquino ha sido la de poner en boga los tratados doctrinales de la religión en la que basaron su educación. Sigue leyendo [CRÍTICA] Scorsese nos propone un viaje de fe en ‘Silencio’

Elle

Mientras su mirada se mantiene ajena a los prejuicios del posmodernismo, Paul Verhoeven sigue creando microcosmos controvertidos desde una distancia irónica. La mejor noticia que nos trae Elle es que quizá el único cineasta capaz de traducir satisfactoriamente al lenguaje cinematográfico Oh…, la obra del novelista Phillippe Djian, conserva la lucidez de sus mejores años. Un gato tranquilo y firme comienza a maullar cuando su dueña cierra la puerta del patio con él todavía fuera. Tras un par de segundos, la mujer abre de nuevo echándole la bronca al felino mientras éste entra en el salón con elegancia. Pero antes de que la puerta se cierre por segunda vez, una mano enfundada en un guante negro agarra el marco y con una sacudida golpea a la señora en la cabeza. Ruidos, cristales impactando contra el suelo y gritos desesperados que se tornan placenteros. Así se presenta Isabelle Huppert en la oscurísima e igualmente transparente cinta de Verhoeven. Desde su inicio, el director ganador de un Razzie por Showgirls -no se deje llevar por eso, está a la altura de sus verdaderas obras de arte, véase Starship Troopers-, traza una bisectriz entre el sex-thriller y el melodrama familiar para hablarnos de los instintos sexuales como herramienta para sobrevivir al paso del tiempo. Carente de toda corrección política -seña de identidad que comprime la filmografía del holandés en un simple concepto: contracultura-, el tono se envuelve en un halo de subversión sobre la relación entre hombre y mujer.

elle

Sigue leyendo Elle

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

Mal que nos pese, la mejor versión de Tim Burton sigue parpadeando tímidamente para desaparecer a los pocos segundos. Cuando se anunció que su vuelta a la gran pantalla sería con El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares -una historia en origen literaria (Ransom Riggs), que bien podría funcionar como una descripción de las aspiraciones fantásticas del director en su niñez- el indicador del fan service se disparó hasta cotas inalcanzables para los cineastas mortales. Su oscuridad volvería a través de fotografías tétricas y el semblante de una Eva Green que venía de realizar la cuadratura del círculo en Penny Dreadful. Nadie quedó indiferente cuando Burton reveló que la gigantesca ola que estaba componiendo podría ser, bajo capas de color y entretenimiento, la proyección de su infancia en los niños de la historia -es decir, no pisar fuera de su territorio porque, no nos engañemos, eso es lo que ha hecho durante toda su carrera. Nunca fue un gran narrador -exceptuando en sus dos obras maestras: Big Fish y Ed Wood-, por lo que tal y como indicaba la previsión, su nueva ambición ha quedado reducida a un simulacro donde todo está en su lugar, siendo ese el principal problema. Los elementos nostálgicos con el sello autoral intacto se suceden continuamente, pero ello no quiere decir que sea una conquista absoluta; habrá quienes defiendan su conformidad, pero quizá eso no fuese lo que necesitaba ésta historia. Mejor dicho, quizá la de Miss Peregrine no fuese la historia que necesitaba Burton.

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

Sigue leyendo El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

Captain Fantastic

Con el amor como primer impacto y el síndrome del antisistema universal -habitualmente ligado a la vida intelectual en mitad de un remoto bosque- como eje alternativo, Matt Ross se mueve en la aventura familiar con visos pseudo-cómicos para devenir en un melodrama no exento de trampa, aunque tampoco de doblez. Captain Fantastic es un viaje más conceptual que práctico, un abrazo entre el subjetivismo new age, un catálogo de subtextos críticos y algunos de los recursos que posee el ser humano cuando debe escapar al dolor. Con un Viggo Mortensen entre dos tierras, enmarcado en el paradigma de hombre inquebrantable, el director pone énfasis en la definición moral, casi mágica, del antihéroe por antonomasia.

captain

Sigue leyendo Captain Fantastic

Suburra

De un tiempo a esta parte se podría considerar al cine italiano como el guardián del thriller rabioso y crudo, cargado de oscuridad, vengativo con los escándalos de proporciones bíblicas que asolan media Europa. Como el mejor retratista de la terrible situación que a día de hoy sigue atravesando una sociedad que intenta soterrar la corrupción de sus políticos a golpe de manifestaciones infructuosas. Un mundo en el que se adentra Stefano Sollima con Suburra, adaptación de la novela escrita por Carlo Bonini y Giancarlo De Cataldo, azote que repasa con sobriedad la relación entre la administración pública, la mafia y los daños colaterales que de ella desembocan, respuesta directa al por qué de la ruindad que reside en el ser humano.

suburra

Sigue leyendo Suburra

Juego de Armas

Bajo las capas de entretenimiento pobladas de gags, planos al ritmo de una risa enloquecida y la química casi escatológica entre sus dos protagonistas -Jonah Hill y Miles Teller-, Juego de Armas encierra una sátira sobre lo absurdo y violento del tráfico de armas permitido y fomentado por los grandes países del globo. Todd Phillips adopta una historia real -la que compete a Efraim Diveroli y David Packouz- y le aplica, con ciertas limitaciones narrativas, un tono similar al que imprimió Adam McKay en The Big Short (2015). Ese humor negro que congela la carcajada en la garganta del público para que éste, minutos después, la degluta y asimile que esa película relata un verdadero drama pero sin dramatismo alguno, con un desparpajo que prefiere emerger desde las sombras, como una daga invisible.

waar

Sigue leyendo Juego de Armas

El Principito

A menudo surge la sensación de que sólo el cine de animación es capaz de captar la esencia que reside en el corazón, la que se estremece, vibra o excita cuando sus sentidos están en completa sincronía. Una de las razones por las que es éste y no el de acción real el que conquista desde la ilusión, reside en el lugar donde sitúa el foco, a ojos de los más pequeños, a quienes todavía no ha infectado el virus del estrés post-vacacional ni la incertidumbre político-económica del país que sufren los adultos -aunque ésta se sustituye, en la mayoría de los casos, por la de su correspondiente posición contractual con la empresa para la que trabaje. Una certeza de la que Mark Osborne ha sacado provecho añadiendo un aliciente; El Principito de Antoine de Saint-Exupéry como parte de una historia nueva, joven, para la que la obra literaria sirve de conducto narrativo y experiencia vital.

el-principito-3

Sigue leyendo El Principito

Elvis y Nixon

Aprovechando la curiosa historia que encierra el celebérrimo encuentro entre Richard Nixon y Elvis Presley, la directora Liza Johnson firma una película que representa la reacción que todo ser humano experimenta cuando lee o escucha que el Rey del Rock pudo haber sido un agente autónomo del FBI: estupefacción y una sonrisa sarcástica más grande que la soledad de sus dos antihéroes. Elvis y Nixon adapta con ligereza, y sin entrar apenas en terrenos políticos, la batalla dialéctico-mediática entre dos egos que, abocados al ruido y la furia que se apoderó de Norteamérica en los años 70, sólo buscaban un pedazo de tierra en el que seguir sembrando para vivir al compás del beneficio por inercia.

Michael Shannon

Sigue leyendo Elvis y Nixon

Peter y el Dragón

Sorprende, cuando menos, que en la fase en la que se encuentra el cine creado por Disney, éste se apiade de sí mismo y abandone los dispositivos para embaucar al público medio. Más si se atiende a la propaganda que vendió The Jungle Book (Jon Favreau, 2016) como la reinvención del maridaje entre acción real y creación CGI. Sin embargo, el estudio ha permitido -esta vez y en lo que parece una suerte de oasis cinematográfico- que David Lowery deposite en Peter y el Dragón el corazón y la ilusión de un niño que, convertido en padre, sigue creyendo en los cuentos sobre dragones y fantasía. El simplismo narrativo hace de ella una cinta disfrutable para los más pequeños y, no menos importante, agradable para el adulto que busque una historia de aventuras sin pretensiones.

peteryeldragon

Sigue leyendo Peter y el Dragón

Star Trek Beyond

Aún se desconoce si Justin Lin, al igual que lo es Zack Snyder con DC Cómics, es un obseso del universo trekkie, más del clásico televisivo que de lo que después ha llevado a la gran pantalla J.J. Abrams. Pero existen pruebas, todas ellas mostradas en Star Trek Beyond con ritmo narrativo y el efectismo de antaño, de que sí ha conseguido el prototítulo de ‘presunto fan’. Siempre apoyado en vehículos diplomáticos que funcionan como ese hijo al que sólo le hace falta convencer a la mitad de sus progenitores para conseguir lo que quiere. En este caso, el motivo de homenaje es la Generación Trekkie por excelencia, la que creció tratando de juntar el índice con el corazón y el anular con el meñique para anunciar “larga vida y prosperidad” al primero que mirase de soslayo.

scotty-jaylah-kirk-franklin

Sigue leyendo Star Trek Beyond