Nadie sabe ‘Lo que esconde Silver Lake’

Cuando empleamos la palabra “universo” para definir el estado de las cosas en Hollywood no es vano. En torno a las colinas y barrios lujosos de Los Ángeles han orbitado leyendas negras, mitos desconocidos, sectas, organizaciones ocultas e historias para no dormir, como si las zonas aledañas comprendiesen el perímetro de un vórtice en el que sólo se generan medias verdades y putrefacción con envoltorio de purpurina. Los que han ido de vacaciones suelen decir siempre lo mismo: la atmósfera que se respira es distinta, es como si todo formase parte de algo definitivo, extraño, fuera de lo mundano, definido para alcanzar la divinidad, condenado a los infiernos. David Robert Mitchell, como un nostálgico orfebre de la cultura pop, se inventa ‘Lo que esconde Silver Lake‘, una película que bebe de los Coen más absurdos, del Lynch más desternillante y de la figura del stalker para realizar una radiografía en clave de humor sobre los recovecos de la cultura del entretenimiento y el arte en la era de Internet. El gran soñador americano que, no pudiendo pagar la renta de alquiler, se obsesiona con los mensajes ocultos en los discos de rock esotérico, la forma sensual de la mujer y absolutamente cualquier elemento fundacional del star system hollywoodiense.

Robert Mitchell llena cada plano con referencias a los clásicos del misterio de los 70 y los agudiza con la música propia del suspense que fabricaban los monstruos de la Universal, pero bajo el prisma de un cine más refinado, loco y entretenido. Seguimos los pasos de un personaje que vendría a representar lo que seríamos cualquiera de nosotros en un ambiente al que no pertenecemos. Una búsqueda del tesoro con el mapa de una caja de cereales, un mensaje satánico rebotando en las paredes del piso mientras el vinilo sigue girando al revés en el tocadiscos, un acosador empedernido en mitad de un barrio que podría ser cualquier red social. Twitter, Tinder, Linkedin, Instagram. La era de internet nos lo ha puesto todo en las manos y lo único que sabemos hacer es distraernos con pornografía, fiarnos de los mayores mitómanos de la red y resignarnos ante nuestra incapacidad de reflexión interna. Esta, claro, es una posible lectura de entre los cientos que podemos sacar de ‘Lo que esconde Silver Lake’. Que esconder, pues no esconde demasiado, sólo un humillo a bofetón y una de las mejores secuencias de la década, con la industria del entretenimiento hablando a través de un pianista senior que nos revela la verdad del rock n’ roll. En ese plano, es menos seria y sofisticada, pero igual de perturbadora que ‘Mulholland Drive’ cuando construye su particular alegoría sobre los surfistas de la triple W.

Lo que esconde Silver Lake

La lanza que más veces podemos romper en favor de este lúcido delirio, es que juega a ser lo mismo que retrata: una obra convertida, de manera automática y por derecho, en cultura pop, con elementos del camp, del suspense más cutre y socarrón, de la aventura misteriosa de Scooby Doo. De hecho, la idiosincrasia del protagonista fabulosamente interpretado por Andrew Garfield coincide con la de Shaggy, ambos herederos del beatnik más pacifista y volado, ambos dueños de un perro (al primero se le murió), ambos valientes ante lo desconocido, pero temerosos ante su complejo de inferioridad. El gigante Hollywood os saluda desde una colina que tiene ojos y mucha habilidad para ocultar el verdadero valor del arte, el propósito de las modas y casi todo lo que hay detrás de los productos de entretenimiento. ‘Lo que esconde Silver Lake’ es una de las películas más brillantes (y va a ser una de las menos reconocidas) del año. ¿Quién no ha deseado alguna vez vivir el sueño americano en la Ciudad de las Estrellas? ¿Cuántos han muerto en el intento?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s