Henri Matisse en diferido

matisseNo hace tanto tiempo desde la última vez que besé tus labios mientras un haz de luz atraviesa las sábanas, impregnándote de una nostalgia que ahora, dos años después, empiezo a entender. Recuerdo aquel día en que me obsequiaste la compañía con una cortina recién importada de Egipto. Qué ilusión, tanto color. Tú con tu vida, yo con mis penas. Pero conseguiste hacerme feliz. Aunque sólo fuera por nuestros almuerzos frente al ventanal donde todavía sigue dando sombra la palmera que tanto te gustaba contemplar. Era un escalofrío parecido al que te invade cuando, siendo bien niño, disfrutas del sueño en la víspera de la Navidad.

Frutas ordenadas sobre un blanco cóncavo, límpido, dispuestas a que tu paladar les llevase a la eternidad. Tan exquisito y a la vez tan rotundo. Todo ha cambiado, pero todo está igual, porque todavía tengo presente tantos momentos que me niego a que desaparezcan. Tú con la mirada perdida, buscando el significado de las formas que dibujan las gaviotas en el cielo. Tú sentada a la mesa, riéndome las gracias. Tú que ya eres un fantasma y yo, que lo veo todo negro. Maldita sea, hoy quiero recuperar las ganas de cuidarte, pero ya es demasiado tarde. Admito que sentí un irrefrenable deseo por que te marcharas. No estaba capacitado para asimilar tanto dolor, cada mañana. Necesitaba descansar, aminorar la marcha y regresar a mi otra rutina, la de antes de que enfermases, incluso la de antes de que bajases del cielo. Qué me digo, al fin y al cabo ese era tu lugar desde el principio, arriba, entre las estrellas, velando por mí. Son las 12:00 de la mañana, las granadas ya no mantienen la compostura, una de ellas se ha bajado del plato, desafiándome. Sin embargo, ahí está la palmera, dispuesta a resarcir sus molestias con el viento de levante. Me acerco a la ventana y admiro, como tú lo hacías con los pájaros, a todas las familias que clavan su sombrilla en la arena. Porque la vida sigue, y hoy hace un día estupendo para mojarme los pies, mirar al sol con intención y dedicarte mi mejor sonrisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s