Sufragistas

Dirigida por Sarah Gavron, escrita por Abi Morgan y protagonizada por Carey Mulligan, Sufragistas llega en un momento donde la mujer sigue luchando por la igualdad de derechos pero debe evidenciar cómo, en contraposición con su objetivo, hay derechos que siguen vetados. Un ejercicio de memoria necesario, imperecedero, sustentado en la ignorancia de un personaje que, avivado por su entorno, las injusticias que aprecia día tras día, y un pseudo-accidente por el cual llega a tal determinación, se eleva como estandarte de la lucha por el sufragio femenino en los albores de la Primera Guerra Mundial. Un relato emotivo, crudo y admirable.

Sufragistas-clip-exclusivo_landscape

Gavron decide embalsamar su trabajo en un bidón de historia que parece haber sido olvidada, en una lucha que todavía vive sus más y sus menos. La complicación de llevar a cabo un tratamiento donde los clichés y sentimentalismos dan paso a la acción y el pragmatismo, no se deja ver en Sufragistas, gracias a una maravillosa dirección tras la cual queda más que claro el mensaje; la palabra no vale nada, si detrás no hay una acción. Una dirección, sin embargo, que se ve torpe en el manejo de los planos. Resulta caótica en el vaivén de manifestaciones y cargas policiales, más también sabe evitar el lado lacrimógeno de la trama, los convencionalismos y la generación de empatía sin valor. Gavron aúna la trama con la evolución de su personaje principal, ficticio a todas luces, pero que representa maravillosamente cómo cambió la visión de tantas mujeres que, no llegado tal movimiento, se habrían visto abocadas a la servidumbre total y absoluta, sin poder de decisión alguno. Es evidente el valor documental al que aspira la obra de Gavron, que no el histórico; saltos temporales en la formación y acción del movimiento que no justifican la aparición de Emmeline Pankhurst mas que por simple adalid del sufragismo idealizado sin estructura social, o la dicotomía entre los movimientos pacifistas pretéritos a la guerra que apela la narración cinematográfica. A pesar de ello, Morgan y Gavron han sabido cómo tratar un tema que de bien sabido está resurgiendo en la actualidad, cómo esclarecer los límites que favorecieron la lucha, cómo no situar al hombre en el bando enemigo, sino apreciarlo como motor de cambio en conjunto, cómo trabajar con las pasión, dureza y sensibilidad necesarias para dejar un poso de digestión lenta e inmensa valoración.

LONDON, ENGLAND - APRIL 11: Actors (L-R) Anne-Marie Duff, Carey Mulligan and Helena Bonham Carter take part in filming of the movie Suffragette at Parliament on April 11, 2014 in London, England. This is the first time filming for a movie has been allowed in The Houses of Parliament. Suffragette is due for release in 2015. (Photo by Peter Macdiarmid/Getty Images)

Pero, sin duda, la esencia de Sufragistas vive en la interpretación de Carey Mulligan. La actriz cambia de registro sin perder la credibilidad. De la fragilidad de una lavandera, a la fortaleza del cambio. Del estancamiento como trabajadora y madre sumisa, a la lucha incansable contra detractores, organismos y vecinos. Una emotiva y dura actuación que no necesita de más que miradas, pocas palabras y una determinación desgarradora. Helena Bonham-Carter o Anne-Marie Duff, entre otras, son la demostración de que el arquetipo desarrollado en torno a sus personajes, nada tiene que ver con lo que en realidad son; caballos de batalla que perecen durante la lucha pero que, sin ellos, el objetivo jamás podría haber sido planteado. Extraordinario trabajo en líneas generales, de no ser por el empaque propagandístico de Meryl Streep en el papel de Emmeline Pankhurst, en una de sus actuaciones de más corta duración, pero mayor repercusión mediática.

sufragistas

En Sufragistas la política queda por encima de lo artístico, donde el tratamiento expuesto se maneja entre errores, pero es solventado con éxito. El idealismo que encierra al movimiento militante, quizás empañe al verdadero sentimiento nacido de la injusticia y la lacra social, pero no lo hace con la memoria de quienes lucharon por ello.

Sean felices.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s