I Am Your Father

Encarnar al villano de una obra cinematográfica, suele otorgar un halo de fama mayor que al resto del elenco. Interpretar al personaje que, con total seguridad, mayor tiempo quedará instalado en la memoria del respetable. Maquillado, atiborrado a prótesis de látex, con antifaz, completado por CGI (Imagen generada por ordenador) o, como es el caso que se relata en I Am Your Father, tras la capa y el casco de, si no el mejor, uno de los villanos con mayor renta en la historia del celuloide; David Prowse o, como mejor se le conoce, Darth Vader. Dicho documental nace de dos mentes nacionales, como son la de Toni Bestard y Marcos Cabotá, en un ejercicio reivindicativo, que tiene como objetivos mostrar al hombre detrás de la máscara más maquiavélica del sci-fi, y acompañarle en el relato de una de las mayores injusticias perpetradas por la industria de Hollywood y, en particular, por Lucasfilm.

Prowse_Vader

Más allá de toda la retórica que pueda colmar un documental, I Am Your Father narra, de forma brillante, una historia dedicada a Prowse, y fabricada para los mayores fans del fenómeno bélico-galáctico. Al igual que ocurrió en cintas como Creature From The Black Lagoon (Jack Arnold, 1954), con Richard Carlson, o Nosferatu (Friedrich Wilhelm Murnau, 1922), con Max Schreck, la explotación de los recursos estéticos suplantó la identidad de actores que marcarían un antes y un después en la forma de rubricar sus papeles. Sin embargo, en el caso de Prowse, Lucasfilm fue más allá. Desplantes, vacilaciones, sustituciones e, incluso, el veto a su participación en las convenciones oficiales de Star Wars, son expuestas con rotundidad en un formato que no titubea, un formato en el que las entrevistas llevan todo el peso y, paulatinamente, muestran al espectador la revelación que, desde un principio, genera las expectativas. Un documental sobre cómo Bestard, tras la cámara, y Cabotá, frente a ella y como hilo conductor de la trama, ofrecen al intérprete británico la oportunidad de rodar, 35 años después, una de las secuencias más relevantes de la saga y, a su vez, una de las secuencias en las que fue suplantado sin pudor. Las distintas perspectivas (productores, prensa, familia y el propio Cabotá) desde las que es contada la historia, muestran el enorme trabajo de dos cineastas que suman sus proyectos por cortometrajes (exceptuando Amigos, de Borja Manso y Marcos Cabotá, 2011). Por ello, I Am Your Father sí queda en la memoria como documental al uso, donde ambos cineastas se ciñen a la vida y obra del que fuese Frankenstein, en The Horror Of Frankestein (Jimmy Sangster, 1970) y Frankenstein and The Monster From Hell (Terence Fisher, 1974), y al que sólo se pudo ver la cara en The Clockwork Orange (Stanley Kubrick, 1971). Dato, cuanto menos, curioso.

635802600200022872w-e1444771149452

A pesar de ser objeto de interés, desgraciadamente, relativo, I Am Your Father funciona como homenaje para el hombre detrás del poder, de la malicia y la redención del mejor villano de la historia del cine; Darth Vader. Y, de paso, como dardo envenenado hacia George Lucas quien, parafraseando a los creadores, “declinó amablemente aparecer en el documental“.

Sean felices.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s