Show Me A Hero

El nuevo proyecto de HBO, con David Simon, Paul Haggis y William Zorzi a la cabeza, ha aterrizado con fuerza, y alma de gran envergadura. Rememorando a una de las figuras más reconocidas en la política neoyorquina, Nick Wasicsko, Show Me A Hero sale de lo políticamente correcto, mostrando la desfachatez de la política y la crudeza de los suburbios de Yonkers (Nueva York). Se antoja como una versión personalizada de lo que fue The Wire, pero con un Paul Haggis que recupera la esencia perdida en Third Person, y fabrica una red comunicativa brillante donde el valor personal arrasa con toda actividad superflua. Equilibrio perfecto entre dos mundos que conviven simultáneamente, ayudado de una dirección majestuosa y un Oscar Isaac que vuelve a salirse de los moldes, con una actuación de las que más necesita la industria. Estremecedor relato de la supervivencia racial en el Nueva York de los ochenta.

show-me-a-hero

Apoyando su documentación en la obra homónima de Lisa Belkin, Show Me A Hero se ha conformado como una de las  series más pragmáticas de los últimos años. Guión con un balance perfecto que, aunque no se encuentra en equilibrio constante, evoluciona desde su inicio, con una limpieza extraordinaria y sin declinar, en ningún momento, su categoría. Show Me A Hero no sólo hace referencia a la labor de Nick Wasicsko, sino a todos y cada uno de los héroes que permitieron la integración racial en los barrios más reticentes. Desprende un aroma delicado y estremecedor, suavizado mediante una emisión paulatina de una segunda esencia repleta de justicia y solidaridad. La política interna y las intrigas burocráticas, protagonistas en los primeros capítulos, evolucionan hacia un estadio de indiferencia, donde la enorme problemática, representada alrededor de las familias residentes en los suburbios neoyorquinos, coge el testigo y realiza una majestuosa exposición de lo clamorosamente necesario. El desarrollo de la estructura narrativa resulta brillante, siendo su crecimiento inversamente proporcional al caudal al que se aferra el carisma de su protagonista. La parábola creada entorno a la decadencia de Wasicsko, inyectándole una capa sombría y desesperada, humaniza, aún más, su carácter altruista. El debate generado entorno a la trama principal, desemboca en superficies engorrosas y de mediación complicada, sin embargo, Haggis elimina toda opacidad posible y nos hace revolvernos de impotencia. Funciona como un estigma del karma, invirtiendo la situación y dejando en evidencia todo atisbo de crítica malintencionada. Juega de manera brillante con los tiempos, desdeñando la pausa inapetente y amenizando cada secuencia. Aleccionadora, carente de puntos flacos y con un final de dimensiones estratosféricas, Show Me A Hero es de esas series que dejan un poso tan grande como la historia que representan.

lead_large

Oscar Isaac es el pilar sobre el que se sustenta la celebridad de Show Me A Hero. Rompe los moldes gracias a otra interpretación augusta, estableciéndose un escalón por encima de sus compañeros. Su encomiable trabajo, bajo la piel de Nicholas Wasicsko, transmite las luces y las sombras de un hombre con valores envidiables y de una responsabilidad fantasmagórica. Tanto en su ensalzamiento, como en el último declive, Isaac parece contar su historia personal, interpretándose a sí mismo en lugar de al verdadero Wasicsko. Naturalidad, fuerza y un carisma que hace estremecer al corazón. El resto del elenco, encabezado por Natalie Paul, Alfred Molina, Carla Quevedo y Catherine Keener, no se aleja de la sinceridad interpretativa demostrada, mostrando sin reticencias, la evolución social desde la perspectiva más entrañable e inclemente. Admirable actuación de Catherine Keener, en la piel de Mary Dorman, exponiendo la figura del espectador inconformista por excelencia. Dirección y actuaciones en perfecto equilibrio, añadiéndole un mérito inefable a la obra.

0ac8c2e24e541d4df5997ac2734a811a252488fbbf28bb4d3a02434a85029414133e40ec1d9bdc9d2c92a50c97453706

Esclarecedora en su inicio, fresca y conmovedora en su final, Show Me A Hero es una obra maestra extraordinaria, de talla única. Las mejores esencias se encuentran en frascos pequeños, y eso es lo que retrata el valor de la nueva serie creada y dirigida por David Simon y Paul Haggis, quienes han vuelto a poner en tela de juicio el pasado social norteamericano, donde la integración racial cobra tanta vida como la que perdieron los héroes luchando por sus derechos. Un gran y eterno aplauso.

Sean felices.

Anuncios

Un comentario en “Show Me A Hero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s