Coherence

¿Por qué no hacer una película en la que expliquemos la teoría del gato de Schrödinger con varas de luz instantánea? Eso fue lo que se preguntó James Ward Byrkit antes de iniciar el rodaje de Coherence. Y bien, el cineasta americano, que se estrenaba como director cinematográfico, ha conseguido una pieza de valor incalculable para los amantes de las paradojas sobre mecánica cuántica. Ocho amigos, un salón, una cena y numerosas varas de distintos colores, explican el problema mientras un cometa alumbra la noche thrilleriana.

Coherence

Ward Byrkit experimenta con el espectador, utilizando planteamientos tan intrínsecos y enrevesados como la teoría del gato de Schrödinger o la de realidades paralelas, planteadas por la mecánica cuántica, para aterrar con una historia en la que nada es lo que parece. Un cometa, que pasa cada cien años, comienza a minar las mentes infantiles de cada personaje, sin que demuestren verdadero pavor hasta que la tecnología titila y observan como todo a su alrededor es pasto de las más absoluta confusión. Consta de una aleatoriedad milimetrada en sus acciones y consecuciones, tejiendo una capa de confusión que profundiza en un estamento donde nada tiene lugar y, las partículas que lo habitan, se encuentran en un desorden paralelo y desconocido. Un guión para deleitar la mente, y los sentidos, desde una perspectiva científica y bajo una base de intriga novelesca. Además del fabuloso guión, que hace y deshace sin perder el hilo de la trama, es brillante la forma en que relata el problema, con una producción low-cost similar a la de Un Dios Salvaje. En este caso tenemos a ocho personajes, sentados alrededor de una mesa mientras celebran que vuelven a estar juntos. A partir de este momento, todo el entorno se volverá en contra y comenzará el proceso aleatorio donde la tensión y la falta de conocimiento reclaman el protagonismo. Las varas de distintos colores formulan el gran misterio que arrasa la mente ingenua del espectador. Fascina la facilidad con la que, con un simple objeto, introduce a los protagonistas en una espiral de realidades espacio-temporales, entremezclando los problemas más mundanos con los más engorrosos. Gran recurso que emplea el director estadounidense para explicar el lío al que se enfrentan nuestros protagonistas; cómo saber quién es quién en un espacio tan reducido.

Coherence_2

El elenco es una demostración arriesgada de que, con un guión sostenible y una dirección sublime, en derecho y forma, puede dar el resultado que desees aunque cuentes con un reparto de segunda división. Habiendo participado (no todos) en series de televisión, el primer contacto con el cine ha sido un éxito rotundo. Emily Baldolini, Maury Sterling, Nicholas Brendon, Elizabeth Gracen, Alex Manugian, Lauren Maher, Hugo Armstrong y Lorene Scafaria consiguen una química sombría. Transmiten un escalofrío de desorientación ante la incrédula imagen de sí mismos, provocando en el espectador una empatía descontrolada.

Elenco Coherence

Un thriller de ciencia-ficción que nos traslada más allá de la realidad, explicándonos una de las mayores paradojas de la mecánica cuántica. Coherence es de esas películas que no aparecen en los cines pero todo el mundo debería ver. Notable para Ward Byrkit, quien, en su estreno detrás de las cámaras, ha conseguido un filme de culto para los seguidores más acérrimos a la ciencia de Erwin Schrödinger.

Sean felices.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s